tomada de: https://cdn.ttgtmedia.com/visuals/German/article/internet-of-things-1-fotolia.jpg

Aplicaciones actuales y futuras de IoT

De entrada hay que definir que es IoT y porque se escucha tanto en estos días.
IoT es la forma en que se conoce al Internet of Things (Internet de las Cosas) y una definición tanto sencilla como parca para comprender este concepto es la que generó CISCO: la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet. Alternativamente, Internet de las cosas es la conexión de Internet con más “cosas u objetos” que personas (liga al PDF completo).
Y ¿por qué tanto ruido en estos días?, porque cada vez más estamos conectados con muchos más dispositivos, sin percatarnos de ello y la gente de marketing ya se dio cuenta de esto y lo comienza a explotar, como “algo que debemos tener”.

El IoT no es una idea reciente y novedosa, ya que en 1927, Nikola Tesla conformó una base de comunicaciones inalámbricas y de radio, sin embargo, el concepto y nombre con el que lo conocemos actualmente no fue acuñado sino hasta 1999 por Kevin Ashton, quien impartió una conferencia en Procter & Gamble.
Kevin Ashton fue uno de los fundadores del Auto-ID Center en el MIT, y formó parte del equipo que descubrió cómo “enlazar” objetos a través de etiquetas de RFID (identificadores de radiofrecuencia). El Auto-ID Center, fue la base de lo que hoy se llama el Auto-ID Labs, y éste laboratorio se mantiene en constante investigación sobre la evolución y la aplicación de los sistemas RFID, así como otras tecnologías disruptivas de IoT.

Si bien el RFID, no es la única tecnología con lo que se pueden tener conectadas las cosas (porque se podría usar, Bluetooth, Wi-Fi, NFC, etc), si es una tecnología que se usa con mayor frecuencia, ya sea por su facilidad de implementación, su bajo ancho de banda o bien porque se pueden encontrar soluciones comerciales a gran escala a un bajo costo.

Regresando al título de este post (Aplicaciones actuales y futuras de la IoT), creo que nadie en éste momento puede futurear tanto como hace casi 90 años lo hizo Tesla, diciendo que podríamos hablar por telefonos “de bolsillo” y ahora Tesla Inc. tiene un automóvil que se maneja solo, y Google está trabajando en prototipos para tener un vehículo completamente autónomo. Lo mismo paso con Alan Turing quien decia que debería haber “computadoras” a las que se les pueda enseñar a hablar, y en el 2011, tuvo una aparición pública “Watson” (proyecto de IBM sobre inteligencia artificial -AI-), computador que no solo puede hablar, sino que es capaz de contestar con criterio y de manera correcta y fluida.

Hace un par de décadas (cuando corría), platicaba con alguien acerca de tener algo más que los monitores cardíacos en forma de relojes de pulso, ahora, ya no se requiere traer relojes, debido a que existen pequeños parches electrónicos que son sensores completos, los cuales pueden estar conectados a doctores, hospitales e inclusive farmacias… y de ahí pasar a tener Smart Cities, como la ciudad de Santander, España, donde se supone que todo está conectado, es una locura pensar que más pueda ocurrir…


En el 2015, trabajamos en un proyecto de IoT para VW y un par de sus líneas de camiones: Constellation y Workline, donde usamos beacons a manera de sensores de proximidad y tabletas digitales para mostrar características específicas de estos camiones y generar registros rápidos.
De este proyecto se derivaron varias cosas positivas, de entrada el cliente mantuvo entretenidos a los visitantes de su stand en ExpoTransporte y más adelante, pudo identificar de forma precisa su mercado objetivo, y para nosotros fue la oportunidad de aplicar uno de nuestros experimentos de laboratorio, en algo comercial y dio pie a formalizar las investigaciones con las que habíamos estado jugando hasta ese momento.